El sueño en los niños con TDAH

El sueño en los niños con TDAH

8

El sueño es vital para todos. Influye directamente sobre la salud, el desarrollo y el funcionamiento de la persona durante el día.  Mientras dormimos, se llevan a cabo inconscientemente procesos como la fijación de la memoria o la restauración del cuerpo y mente. Si se duerme mal o no lo suficiente, se pueden desarrollar alteraciones a nivel biológico, conductual y/o social.

Cómo puede manifestarse el problema de sueño

– Dificultades para conciliar el sueño.
– Resistencia para irse a dormir.
– Frecuentes despertares nocturnos.
– Descanso no reparador.
– Resistencia para despertarse por la mañana.
– Cansancio después de haber dormido.
– Somnolencia durante el día.

 

En el caso de los niños con TDAH, es frecuente que se presenten alteraciones en el sueño. Se calcula, que de los niños y adolescentes que padecen este trastorno, entre un 25% y un 40%, presentan algún tipo de afectación en el sueño. Como hemos mencionado anteriormente, el impacto que acarrea el no dormir bien o suficiente, se puede ver reflejado en:

– Dificultades a nivel social y emocional.
– Bajo rendimiento cognitivo.
– Bajo nivel de rendimiento escolar.
– Disminución de la calidad de vida del niño y de las personas de su entorno familiar.

Cuando se presentan trastornos del sueño asociados al TDAH es muy probable que las alteraciones en el descanso empeoren los síntomas del TDAH, aumentando la sintomatología a lo largo del día. Por lo que se puede ver afectada la vida familiar, creando más conflictos entre hermanos o con los padres, y también la vida escolar, generando conflictos con los compañeros y/o profesores.

 

Es importante que como madre o padre de un niño con TDAH que padece trastornos del sueño, intentes fomentar buenos hábitos, como:

– establecer una hora para irse a la cama
– no permitir elementos estimulantes dentro de la habitación (TV, videojuegos)
– modificar el número de siestas durante el día
– acompañar de forma tranquila al niño para que se vaya relajando fomentando un entorno de descanso que facilite el sueño

 

Sin embargo, debemos recordar, que en niños con TDAH deben identificarse de forma rigurosa los problemas del sueño, y de los desórdenes que acarrean, para establecer unas pautas individualizadas de acuerdo con las recomendaciones de su especialista.

Redacción: Carmen Chávarri – Content Manager.

CompárteloShare on Facebook310Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest0Email this to someoneShare on Tumblr0
Conocer el TDAH Consejos Manejo del TDAH

2 comentarios

  1. Un usuario dice:

    Hola: Gracias por la información. Hay niños con TDAH sin alteraciones de sueños?

    0
  2. Un usuario dice:

    Saludos desde Colombia, no se si mi hijo tenga TDAH, como docente podría decir que sí, por sus actitudes, el tiene 6 años, hoy lo lleve a valoración en fonaudiología y de inmediato lo remitieron a una pequeña intervención para arreglar su freno lingual. Pero en el consultorio la doctora me preguntaba si el siempre era así de inquieto, le dije que si, que a veces me come mejor con una tablet al lado porque se me distrae muchisimo, sino juega con el arroz, con la cuchara, y son 2 horas comiendo. Pero lo que me preocupa desde que era bebe, es que lo puedo llevar a hacer ejercicio para que se canse, y duerma, porque además no hace siestas, al año y medio el pediatra le receto un remedio, pero no le sirvió, mis amigas me decian yo le cuento historias a mis hijos y se duermen, yo lo intente pero primero me dormía yo y el despierto, jugando, se viene a dormir tipo 11Pm o 12 PM, Y mi madre y abuelo son así, son muy activos, pero mi abuelo hace medio siestas, pero duerme 2 horas en la noche, mi madre se acuesta a la media noche, se despierta a las 4 am, hace cosas, no hace siestas, parece una maquina, Me preocupa porque ingresara a un colegio en donde lo recogen a las 5:30 AM y si se viene a quedar dormido tan tarde. Cuando era bebe nos decían si se despierta, déjenlo llorar, para que se habitué, se subió por la baranda de la cuna, y se reventó la nariz. Cabe mencionar que al nacer casi se le cae a la enferma porque se movía mucho, al padre se le cayo al segundo día de nacido, por ello estuvo 3 días en la UCI por un trauma craneocefalico.

    0

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.