Mantener la disciplina con niños con TDAH puede ser complicado. Tanto para los padres como para los profesores puede ser realmente difícil manejar su comportamiento en las distintas situaciones. Las estrategias que proponemos a continuación, como el uso de sistema de recompensas o la utilización de técnicas de refuerzo positivo pueden ser de gran ayuda.

Centrarse en lo positivo puede ser bueno para mantener la disciplina

Los comentarios positivos pueden ser importantes para mejorar el comportamiento de los niños con TDAH; además, pueden ser una forma eficaz de gestionar los posibles conflictos cuando la disciplina es necesaria.

Resulta de utilidad que los padres y profesores consideren la disciplina no como un método de castigo a un niño por su mal comportamiento, sino como una manera de enseñarle a actuar de forma responsable y adecuada.

El castigo es una técnica de la terapia conductual para evitar el mal comportamiento y favorecer el bueno. Conviene no olvidar que los castigos no se imponen para que el padre o profesor se sienta menos frustrado o menos enfadado.

 

Centrarse en los aspectos positivos para educar sobre la disciplina también puede:

Motivar al niño, puesto que se le muestran las consecuencias claras de la mejora de la conducta.

Ayudar a los padres/cuidadores y profesores a afrontar más eficazmente las situaciones estresantes.

• Marcar mejor los límites entre buen y mal comportamiento.

Reducir la tensión en casa o en el aula.

• Apoyar el uso de los sistemas de recompensa que ya se aplican para el buen comportamiento.

De la disciplina al sistema de recompensas

Ya sea en el colegio o en casa donde se plantee la necesidad de disciplina, puede ser útil determinar los pasos que han dado lugar al conflicto, la gestión eficaz y las ventajas de un sistema de recompensas:

 

1. No actuar en los momentos de ira. Esperar a que las emociones estén controladas para aplicar la disciplina.

2. Mantener la serenidad. Al hablar con calma es más probable que el niño preste atención y la mantenga.

3. Ser conciso. Al hablar demasiado, es posible que el niño “desconecte” y deje de escuchar. Escoger detenidamente unas pocas palabras para explicarse.

4. Explicar con claridad que el comportamiento en cuestión es inaceptable. El niño tiene que comprender claramente lo que ha hecho y por qué su comportamiento es inaceptable.

5. Decir lo que se espera del niño. Mantener el contacto visual y hablar con claridad y firmeza. 

6. Pedir al niño que repita las expectativas que se le acaban de explicar. Al pedir al niño que exprese verbalmente cómo debería comportarse se refuerza la acción.

7. Explicar las consecuencias de no responder a las expectativas. Procurar que las consecuencias resulten lógicas y asegurarse de que el niño entienda todo lo que implican. Las consecuencias pueden incluir imponer restricciones a la libertad de movimientos del niño o ponerle más deberes para casa.

8. Explicar las recompensas que lleva implícito el cumplimiento de las expectativas. Reforzar el tipo de recompensa que el niño podría recibir si la conducta no se repite y se porta bien.

9. Tiempo muerto. Después de explicar el motivo del conflicto o la necesidad de disciplina, concluir la conversación o la actividad y dejar algún “tiempo muerto”. De este modo se puede ayudar al niño a que reflexione sobre los sentimientos o creencias que pueden haber contribuido a la situación.

10. Aplicar un sistema de recompensas. Si el niño no repite el comportamiento que hizo necesaria la disciplina, aplicar de inmediato el sistema de recompensas y explicar las razones para ello. Es importante que el niño entienda el porqué de la recompensa.

11. Castigar sólo la mala conducta, no castigar la personalidad del niño 

12. No imponer castigos desproporcionados. Después de pasar por alto varias veces la mala conducta, no castigar al niño por todo en conjunto, sino sólo por el último mal comportamiento, de lo contrario el niño puede pensar que se le está tratando injustamente y reaccionará contra un castigo excesivo.

Ocasiones para aplicar sistemas de recompensas

• Levantarse a la hora prevista

• Estar preparado para ir al colegio a la hora prevista

• Salir de casa a la hora prevista

• Llegar al colegio a la hora prevista

• Estar en el aula a la hora prevista

• Tener los libros y materiales correctos para cada lección

• Portarse bien en los recreos y durante el almuerzo

• Portarse bien durante las lecciones

• Volver a casa a la hora prevista

• Tener los libros y materiales correctos para hacer los deberes

• Terminar los deberes.

Sistemas de recompensas en grupos

Es importante que los niños con TDAH también estén incluidos en los sistemas de recompensas de la clase, o en casa de todos los hermanos, para que estén integrados y no se sientan excluidos. Pero es importante tener en cuenta que:

 

• El niño debe participar en el sistema general del grupo (ya sea en clase o en casa), pero debería haber un elemento adicional para cubrir objetivos específicos para ellos

• Al usar un sistema de recompensas diferente para los niños con TDAH, el padre o profesor debe tener cuidado de no estigmatizar o hacerles destacar indebidamente del resto de los alumnos.

Estar al día en TDAH es formar parte del cambio.
Suscríbete a la newsletter.

Los datos recogidos en esta web serán incorporados y tratados en el fichero “Suscriptores tdahytu.es”, cuya finalidad es la de informar sobre las novedades o campañas realizadas por la web, inscrito en el Registro de Ficheros de Datos Personales de la Agencia de Protección de Datos. Sus datos serán almacenados en el datacenter de MailChimp en Estados Unidos, la cual actúa como subencargada de tratamiento en la recogida y almacenamiento de sus datos. Mailchimp está adherida a los principios de “Puerto Seguro” (Safe Harbor), por lo que está obligada a cumplir requisitos equivalentes a los Europeos en materia de protección de datos. Si lo desea puede acceder a la política de privacidad de MailChimp. Puede ejercer los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición ante Desarrollos Multimedia NIT, en cumplimiento del Artículo 5 de la Ley Organíca 15/1999, de 13 de diciembre, de Protección de Datos de Carácter Personal.

*De acuerdo con la LOPD, te informamos que tu dirección de correo electrónico pasará a formar parte de un fichero, cuyo responsable es SHIRE PHARMACEUTICALS IBÉRICA, S.L., siendo la finalidad del fichero, el envío de comunicaciones relacionadas con tdahytu.es. Si lo deseas, puedes ejercitar los derechos de acceso, rectificación, cancelación y oposición de tus datos enviando un correo electrónico a infoshireiberica@shire.com, junto con una fotocopia del DNI indicando en la línea de “Asunto” el derecho que deseas ejercitar.

CompárteloShare on Facebook1.1kTweet about this on TwitterShare on Google+5Share on LinkedIn92Pin on Pinterest3Email this to someoneShare on Tumblr0