Manual para diagnosticar el TDAH: DSM5

Manual para diagnosticar el TDAH: DSM5

90

¿Qué es el DSM?

EL DSM es el Diagnostic and Statistical Manual of Mental Disorders (manual diagnóstico y estadístico de trastornos mentales), es una publicación realizada por la  Asociación Americana de Psiquiatría, que sirve de referencia/guía para gran parte de los profesionales sanitarios en el diagnóstico de trastornos mentales.

Aporta descripciones, síntomas y otros criterios útiles para el diagnóstico de estos trastornos y es revisado de forma periódica, de acuerdo con las investigaciones, estudios y descubrimientos realizados.

El DSM más reciente y en vigor en la actualidad es el DSM-5, que se publicó en Mayo de 2013.

¿Cómo se define el TDAH en el DSM-5?

A- Patrón persistente de inatención y/o hiperactividad-impulsividad que interfiere con el funcionamiento o desarrollo que se caracteriza por (1) y/o (2):

1. Inatención

Seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerda con el nivel de desarrollo y que afecta directamente las actividades sociales y académicas/laborales:

NOTA: Los síntomas no son sólo una manifestación del comportamiento de oposición, desafío, hostilidad o fracaso para comprender las tareas o instrucciones. Para adolescentes mayores y adultos (a partir de 17 años de edad), se requiere un mínimo de 5 síntomas.

 

a. Con frecuencia falla en prestar la debida atención a los detalles o por descuido se cometen errores en las tareas escolares, en el trabajo o durante otras actividades (por ejemplo, se pasan por alto o se pierden detalles, el trabajo no se lleva a cabo con precisión).

b. Con frecuencia tiene dificultades para mantener la atención en tareas o actividades recreativas (por ejemplo, tiene dificultad para mantener la atención en clases, conversaciones o lectura prolongada).

c. Con frecuencia parece no escuchar cuando se le habla directamente (por ejemplo, parece tener la mente en otras cosas, incluso en ausencia de cualquier distracción aparente).

d. Con frecuencia  no sigue las instrucciones y no termina las tareas escolares, los quehaceres o los deberes laborales (por ejemplo, inicia tareas pero se distrae rápidamente y se evade con facilidad).

e. Con frecuencia tiene dificultad para organizar tareas y actividades (por ejemplo, dificultad para gestionar tareas secuenciales; dificultad para poner los materiales y pertenencias en orden; descuido y desorganización en el trabajo; mala gestión del tiempo; no cumple los plazos).

f.  Con frecuencia evita, le disgusta o se muestra poco entusiasta en iniciar tareas que requieren un esfuerzo mental sostenido (por ejemplo tareas escolares o quehaceres domésticos; en adolescentes mayores y adultos, preparación de informes, completar formularios, revisar artículos largos).

g. Con frecuencia pierde cosas necesarias para tareas o actividades (por ejemplo, materiales escolares, lápices, libros, instrumentos, billetero, llaves, papeles de trabajo, gafas, móvil).

h. Con frecuencia se distrae con facilidad por estímulos externos (para adolescentes mayores y adultos, puede incluir pensamientos no relacionados).

i. Con frecuencia olvida las actividades cotidianas (por ejemplo, hacer las tareas, hacer las diligencias; en adolescentes mayores y adultos, devolver las llamadas, pagar las facturas, acudir a las citas).

 

2. Hiperactividad e Impulsividad

Seis (o más) de los siguientes síntomas se han mantenido durante al menos 6 meses en un grado que no concuerda con el nivel de desarrollo y que afecta directamente las actividades sociales y académicas/laborales:

NOTA: Los síntomas no son sólo una manifestación del comportamiento de oposición, desafío, hostilidad o fracaso para comprender las tareas o instrucciones. Para adolescentes mayores y adultos (a partir de 17 años de edad), se requiere un mínimo de 5 síntomas.

 

a. Con frecuencia juguetea o golpea con las manos o los pies o se retuerce en el asiento.

b. Con frecuencia se levanta en situaciones en que se espera que permanezca sentado (por ejemplo, se levanta en clase, en la oficina o en otro lugar de trabajo, en situaciones que requieren mantenerse en su lugar.

c. Con frecuencia corretea o trepa en situaciones en las que no resulta apropiado. (Nota: En adolescentes o adultos, puede limitarse a estar inquieto.).

d. Con frecuencia es incapaz de jugar o de ocuparse tranquilamente en actividades recreativas.

e. Con frecuencia está “ocupado”, actuando como si “lo impulsara un motor” (por ejemplo, es incapaz de estar o se siente incómodo estando quieto durante un tiempo prolongado, como en restaurantes, reuniones; los otros pueden pensar que está intranquilo o que le resulta difícil seguirlos).

f. Con frecuencia habla excesivamente.

g. Con frecuencia responde inesperadamente o antes de que se haya concluido una pregunta (por ejemplo, termina las frases de otros; no respeta el turno de conversación).

h. Con frecuencia le es difícil esperar su turno (por ejemplo, mientras espera una cola).

i. Con frecuencia interrumpe o se inmiscuye con otros (por ejemplo, se mete en las conversaciones, juegos o actividades; puede empezar a utilizar las cosas de otras personas sin esperar o recibir permiso; en adolescentes y adultos, puede inmiscuirse o adelantarse a lo que hacen los otros).

 

B- Algunos síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos estaban presentes antes de los 12 años.

 

C. Varios síntomas de inatención o hiperactivo-impulsivos están presentes en dos o más contextos (por ejemplo, en casa, en el colegio o el trabajo; con los amigos o familiares; en otras actividades).

 

D. Existen pruebas claras de que los síntomas interfieren con el funcionamiento social, académico o laboral, o reducen la calidad de los mismos.

 

E. Los síntomas no se producen exclusivamente durante el curso de la esquizofrenia o de otro trastorno psicótico y no se explican mejor por otro trastorno mental (por ejemplo, trastorno del estado de ánimo, trastorno de ansiedad, trastorno disociativo, trastorno de la personalidad, intoxicación o abstinencia de sustancias).

En función de los resultados se podrán clasificar las siguientes presentaciones:

Presentación combinada: Si se cumplen el Criterio A1 (inatención) y el Criterio A2 (hiperactividad-impulsividad) durante los últimos 6 meses.

Presentación predominante con falta de atención: Si se cumple el Criterio A1 pero no se cumple el criterio A2 (hiperactividad-impulsividad) durante los últimos 6 meses.

Presentación predominante hiperactiva/impulsiva: Si se cumple el Criterio A2 (hiperactividad-impulsividad) y no se cumple el Criterio A1 (inatención) durante los últimos 6 meses.

¿Diferencias entre el DSM-IV y el DSM-5?

Los criterios diagnósticos del DSM-V son muy similares a los del DMS-IV. Se mantienen los 18 síntomas divididos entorno a dos categorías principales: inatención e hiperactividad-impulsividad.
Las principales novedades que se han incorporado son:

1. Se han incluido ejemplos para facilitar el reconocimiento de los síntomas en diferentes etapas de la vida.

2. Los criterios deben estar presentes antes de los 12 años en lugar de los 7.

3. Los subtipos de TDAH han sido reemplazados por “Presentaciones” que se corresponden con esos subtipos anteriores.

4. Incluye el diagnóstico de comorbilidad del TDAH con el espectro autista.

5. Se ha limitado a 5 la presentación de síntomas en la edad adulta, en lugar de los 6 que se exigen para la infancia, tanto en déficit de atención como en hiperactividad-impulsividad.

6. Se ha incluido el TDAH dentro del capítulo de “Trastornos del neurodesarrollo”.

Redacción: Carmen Chávarri – Content Manager.

CompárteloShare on Facebook0Tweet about this on TwitterShare on Google+0Share on LinkedIn0Pin on Pinterest11Email this to someoneShare on Tumblr0
Diagnóstico de TDAH

13 comentarios

  1. Un usuario dice:

    hola buen día me gustaría que agregaran una mejor referencia de donde extraen su información ya que me encuentro realizando una investigación sobre el TDAH espero me den un respuesta gracias!! 🙂

    25
  2. Un usuario dice:

    Estoy pasándolo mal, tengo tdah con inatención, tengo 34 años, mi pareja me dice que como no recuerdo donde lo dije el primer te quiero, que no lo quiero, o no me interesa y que son palabras que no siento... Ya no se qué hacer desde que falleció un familiar el año pasado, tuve una amenaza de cáncer de mama, me operé, me separe de mi pareja anterior porque era violento, pasé por quedarme sin casa y mi situación es inestable a nivel laboral. Actualmente hasta estoy alejada de mis padres, porque apoyan a mi ex pareja a pesar de que fue violento conmigo. Todo eso y mucho más ha hecho que mi TDAH esté aún peor. No sé qué més hacer para que mi pareja actual me entienda, que lo quiero y que no es que no me interese, es un problema, que heredé de mi madre y no quiero angustiarme más de lo que ya me hace el ser así....

    7
  3. Un usuario dice:

    Asiste a un psicólogo con tu pareja para que le explique y lean juntos acerca de los síntomas del Trastorno para que pueda entenderte. Aún así, trata de hacer un esfuerzo haciendo consciencia de lo que platican para que no se te olvide y no uses tu diagnóstico como un pretexto.

    1
  4. Un usuario dice:

    El trastorno puede diagnosticarse al mismo tiempo que una discapacidad intelectual verdad?

    2
  5. Un usuario dice:

    buenas tarde, me gustaría saber que libros puedo consultar para una investigación sobre el tdah, ya que en nuestra biblioteca no hay información sobre este trastorno y se trata sobre nuestro trabajo de tesis. ¿cuales me podrían recomendar?

    0
  6. Un usuario dice:

    Buen día, si el paciente cumple con 6 o más síntomas de hiperactividad, pero no cumple con los de inatención, cómo sería el diagnóstico? No es un trastorno o si?

    0
  7. Un usuario dice:

    Soy javier. Después de 16 años de acabar la escuela volví a estudiar. En la escuela no me fue bien y hoy tampoco. La verdadera razón es que no puedo, aunque me esfuerce, repetir lo que dicen los textos. Pierdo o invierto, según como se lo quiera ver, mucho tiempo relacionando las materias entre sí y por lógica mi fuerte es filosofía... Pero no logro ser concreto al repetir definiciones y rara vez entrego un práctico a tiempo. Aunque muchas de mis maestras están felices de ver mi interés y se sorprenden cuando les hablo de Heidegger, de Kant, de Freire, de Dewey. que en psicologia hable de Breton o Dalí. En "analicis del mundo" sobre Robespierre o la doctrina del shock. Aunque en ciencias sociales hable de Carhue o en naturales del iluminismo... no puedo, aunque lo intente, decir lo que quieren oír. porque repetir no esta en mi. porque todo se fuciona en mi cabeza. y aunque mi problema esta en sus textos y saben que el verdadero acceso al conocimiento es un desarrollo personal y existen muchos medios para lograrlo (en mi caso: formato audio-libro, conferencias de especialistas en video, documentales, programas educativos, etc). Es decir mis maestros conocen el problema porque en mi carrera es un tema importante (educación) pero lo "saben" y no logran accionar. estoy triste porque quiero abandonar. pero cuando cumplo con ellos, no aprendo nada y cuando cumplo conmigo aprendo mucho pero dejo atrás los textos. y las evaluaciones, que hoy sabemos inútiles, requieren de la repetición. pero no soy idiota ni un cara dura, ni me hace falta su aprovación, tan solo tengo un trastorno de déficit de atención... ¿Has empezado el día con la firme intención de limpiar la casa y has hecho todo menos eso?
    Ese soy yo.
    ¿Has empezado un libro y en la décima página has tenido que volver a empezarlo porque no te has enterado de nada?
    Ese soy yo.
    ¿Divagas, te quedas en babia, en la inopia?
    Tranquilo que ya somos dos.
    No son mis despistes, ni estoy triste, no vivo en otra dimensión, tan solo tengo un trastorno de déficit de atención.
    No soy idiota, ni un cara dura, no me hace falta un capón. Tan solo tengo un trastorno de déficit de atención.
    No soy un inadaptado, ni un bicho raro mezquino, experto procrastinador, mi lema de "mañana termino" es el mayor timo.
    Soy un peregrino incapaz de elegir tan solo un camino. Soy anodino, basto y cansino, lo gasto todo como en un casino.
    Y si ya casi no recuerdo a quien amé, imagínate, “como no voy a acordarme de a quien odié”
    Por eso si desaparezco de pronto compréndeme, si te conozco pero no te reconozco perdóname.
    Será que tal vez vivo en paz con mi desorden, así es mucho más divertido, soy incapaz de acatar una orden, solo me atrae lo prohibido.
    Cautivo de una enfermedad de la soledad de mi cueva, obsesionado con todo lo que se mueva, cualquier cosa nueva.
    Creían que esta enfermedad iba a curarse con la edad pero eso no es cierto. De ahí esta soledad, esta carrera fugas en el desierto.
    No son mis despistes, ni estoy triste, no vivo en otra dimensión, tan solo tengo un trastorno de déficit de atención.
    No soy idiota, ni un cara dura, ni me hace falta tu aprobación, tan solo tengo un trastorno de déficit de atención.

    La ultima parte es extraída de la Conferencia de Nach en la Feria del Libro de Badajoz
    YOUTUBE.COM

    1

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.