TDAH en el cine

TDAH en el cine

35

Ya lo dijo Martín Scorsese: “El cine trata de lo que está dentro del cuadro y de lo que está fuera”. Lo que está fuera es la propia vida y en ella se plasma la idiosincrasia del ser humano, con nuestras emociones y sentimientos, con nuestras enfermedades y con nuestros logros. En definitiva, lo que se plasma es nuestra propia existencia.

Tal como ocurre en la realidad, también en el cine a los niños con TDAH se les etiqueta muchas veces de niños traviesos o difíciles, sin precisar ni ahondar más allá de una simple conducta. Ahora sabemos que el TDAH es un trastorno del neurodesarrollo fácilmente controlable con tratamiento farmacológico y psicoeducativo adecuado, en la mayor parte de los casos. Sin embargo, solemos estigmatizarlos por no entender su problema. Lo vemos fuera y dentro del “cuadro”. En el cine hay muchos ejemplos de niños tachados de difíciles o de inquietos.

Ejemplos de TDAH en el cine

“Daniel, el travieso” (1993).

Esta película trata de un niño rechazado por el vecindario a causa de su conducta impulsiva. Daniel es inteligente, curioso, creativo y con un buen corazón. Estas cualidades son apreciadas posteriormente por su vecino George, un jubilado al que inicialmente Daniel le resulta muy exasperante pero que con el trascurso de la película comienza a comprenderlo más allá de lo aparente y le demuestra su cariño.

 

“Momy” (2014).

Esta película dirigida por Xavier Dolan, de corte dramático, trata el tema del TDAH en el adolescente. En este caso, Steve, un adolescente que ha perdido a su padre de manera repentina, comienza a tener alteraciones de conducta con hiperactividad, déficit de atención y falta de control de los impulsos. Parece adecuado pensar que el hecho determinante de una situación estresante como puede ser la muerte de un progenitor desencadene su desorden emocional, aunque habría que explorar los años previos del niño para dilucidar si este hecho demuestra que el protagonista presenta un trastorno de TDAH agravado por las circunstancias, tal como suele ser en la vida real.

 

La mayor parte de los las personas, sean adultos o no,  pueden carecer de  conflictos familiares y viven en un entorno de realidad agradable, de hecho, muchos niños con TDAH  no  tienen conflictos familiares importantes asociados. En este grupo de personas se podría encuadrar a unos hermanos mellizos muy conocidos por los lectores de cómics desde hace unas décadas:

“Zipi y Zape y el club de la canina” (2013)

Estos hermanos inquietos descubrirán, gracias a su inteligencia y valentía,  un misterioso secreto oculto en el colegio Esperanza, donde son internados. Probablemente en los cómics se visualiza mejor la hiperactividad e impulsividad de los mellizos. En la hora y media de metraje solo se evidencia a un grupo de escolares ávidos por vivir emociones sin que se ponga de manifiesto signos que nos hagan sospechar la existencia de algún trastorno del neurodesarrollo.

Otros tres personajes a tener en cuenta en este artículo, muy conocidos por ser los protagonistas de series de televisión de dibujos animados, también han sido llevados al cine. Ellos, a pesar de pertenecer a entornos muy diferentes, son tan entrañables como inquietos.

 

“Los Simpson: La película” (2007)

Bart, es el único hijo varón de la familia Simpson. Homer, el padre y Marge, la madre tienen dos hijas más, Lisa y Maggie. A lo largo de los diferentes capítulos de la serie podemos ver a Bart como un niño atrevido, a veces osado, con mal rendimiento académico, no por su falta de capacidad cognitiva sino por su falta de atención y motivación escolar. A pesar de esto, Bart es creativo y sus ocurrencias conllevan, casi siempre, consecuencias impredecibles.

 

“Shin Chan en busca de las bolas perdidas” (2013)

Es un niño japonés de cinco años llamado Shinnosuke Nohara (Shin Chan). Su desparpajo y su conducta poco apropiada mezclados con un toque de “picaresca” impropio de su edad, ha suscitado algunas polémicas sobre la idoneidad de visualizar este tipo de dibujos para los más pequeños. Durante todos los episodios de la serie televisiva y en las películas, llama mucho la atención que su madre esté casi siempre al borde un ataque de nervios, como diría Almodóvar, con reprimendas discutibles para intentar reconducir la conducta del niño. Por su parte, Shin Chan demuestra una falta de control de los impulsos, escasa capacidad reflexiva y baja tolerancia a la frustración.

 

“Bob Esponja: la película” (2005)

Esta esponja de mar  trabaja en  la hamburguesería  del señor Cangrejo. Su amigo Patricio es una estrella de mar con  un carácter afable, tranquilo y bonachón. Sin embargo, Bob Esponja fluctúa entre la hiperactividad, la impulsividad y la inatención. Su conducta desorganizada suscita momentos de desacuerdo entre los demás miembros de la serie, aunque casi siempre el episodio acaba con un mensaje positivo. Bob Esponja, aparte de presentar rasgos TDAH tiene un histrionismo evidente con gran expresividad de sus emociones, llegando en algunas ocasiones a agotar al santo Job.

En la secuela “Bob Esponja: Un héroe fuera del agua” (2014) aparece Antonio Banderas encarnando a un pirata que quiere robar la receta secreta de la burguer cangreburguer. Para recuperarla, Bob y sus amigos no dudan en salir fuera del mar donde ven un mundo nuevo rodeado de personas y de objetos inesperados.

 

Esta película muestra la realidad al lado de la fantasía como suele suceder en la vida misma. Buscar el equilibrio entre las dos sería lo ideal para encontrar la felicidad. Quizá en las películas sintamos lo que no podemos sentir en la vida real y por eso nos gusta verlas, o quizá sean solo historias que cuentan lo que pasa dentro y fuera del cuadro, como dijo Scorsese. Quién sabe. En cualquier caso, al igual que ocurre con los sueños, las películas, películas son… o no.

Raquel Almendral - TDAH en el cine
Conocer el TDAH Noticias Profesionales en TDAH

5 comentarios

  1. Un usuario dice:

    Hace unos meses pasaron en la Tv mexicana canal once una película llamada El inquieto Bram, altamente recomendable, vi a mi hijo reflejado en esa película https://youtu.be/zdpfZwVjg2M

    6
  2. Un usuario dice:

    Les faltó Percy Jackson quien afirma dentro de la misma película que es un niño con Déficit de Atención.

    3
  3. Un usuario dice:

    Que tal buen día mi nombre es israelí marceliano tenemos un niño diagnosticado con tdha desde los 3 años de edad si bien se dice que el tdha se manifiesta después de cierta edad hay cosas que los distingue de los otros niños , por ejemplo no pasan ni 3 minutos en un solo lugar prenden la tv y no terminan de ver lo que están viendo hacen cosas que niños mayores no pueden hacer un ejemplo de ello es cruzar un juego de pasar de un lado ha la otro colgándose con los brazos subir a la resbaladilla de niños mas grandes por enumerar solo algunas de las cosas que suelen hacer exploran lo arriesgado por el simple hecho de que ellos ni miden el peligro al que se exponen.
    En cuanto al medicamento debemos estar comunicados con el neurólogo que lo atiende ,con la escuela y con la familia para ver los cambios de comportamiento ya sea que se aumente se reduzca o se cambie para que el niño tenga una mejor calidad de vida.

    0
  4. Un usuario dice:

    Tengo un hijo de 15 años con TDAH, diagnosticado a los 8 años, hizo terapias y estaba controlado ahora a vuelto

    1
  5. Un usuario dice:

    Buena tarde, tengo mellizos de 13 años uno con tdah y el otro con tda , quisiera saber si es posible tutoriales de el tema

    0

Deja tu comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.